¿Qué estamos bebiendo? Tendencias Del Consumo del Café

La presente generación, los famosos “Millenials”, han venido a cambiar la tendencia del consumo del café. Desde las nuevas formas de preparar al café, hasta llegar al origen de producción y conseguir los granos directamente, la nueva generación de los amantes del café no está satisfecha con simplemente seguir las tradiciones de sus padres. Algunos de los indicadores críticos son los siguientes:

  • El consumo diario de bebidas hechas a base de “espresso” se han triplicado desde el 2008, según el estudio de la NCDT (2016).
  • Entre el año 2008 y el año 2016, el café gourmet (specialty) se ha disparado de 13% hasta 36% entre las personas de 18-24 años, y de 19% a 41% para personas de 25-39 años. 

De hecho, la porción de mercado para café gourmet sigue aumentando en el presente año (2016), particularmente entre los individuos menores a 30 años. Esta categoría incluye lo que llamamos cafés especiales, en donde podemos encontrar café tradicional, bebidas a base de espresso, bebidas frías o con hielo. 

La calidad

Los cafés “Premium” vienen con un costo adicional, y los consumidores se han visto dispuestos a pagar esta prima. Históricamente, las ventas de café se han mantenido altas aún después de la recesión del 2008 (Estados Unidos), cuando los economistas predijeron que las ganancias de las ventas al menudeo irían en picada hacia abajo. El consumo de este grano ha demostrado que el café es una prioridad para la generación presente.

La presente generación posee un poder adquisitivo que cada año es más alto, y son compradores conscientes, ya que por lo general quieren saber a dónde va el dinero que gastan y les gusta sentirse bien. Ellos prefieren apoyar compañías que reflejen sus mismos valores a un nivel organizacional, y escoger productos y servicios que agregan valor a sus vidas. Según un estudio de Nielsen, 66% de los consumidores encuestados dicen estar de acuerdo en pagar más por productos y servicios de empresas que están comprometidas con un cambio positivo tanto social como medio ambiental (2015).

*Fuente: National Coffee Blog

mapa